Pollo especiado con arroz de coliflor

Desde que era pequeña he odiado la coliflor con todas mis ganas. Era la única verdura que era incapaz de comer, junto con el brócoli, que es su primo-hermano. Así que más empeño he puesto en intentar comerlas como sea. Por suerte, he dado con recetas como esta que me han hecho empezar a quererla un poquito más y ya se me está haciendo menos raro. Aquí tenéis mi adaptación particular, con un par de truquitos para que quede perfecta.

Información

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 600 gramos de arroz de coliflor
  • ½ cebolla blanca
  • ½ limón
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 1 cucharada de pimentón picante
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • Sal
  • Pimienta blanca

Preparación

  1. Pelar y picar finamente la cebolla.
  2. Rallar la coliflor con un rallador para preparar el “arroz” o triturarla en un procesador de comida.
  3. Mezclar bien el pimentón dulce, el pimentón picante, la cebolla en polvo, el ajo en polvo, el tomillo seco y una pizca de sal y pimienta.
  4. Colocar una lámina de papel sulfurizado o de papel film sobre la superficie de trabajo. Poner la pechuga de pollo en la lámina (dejando la mitad superior libre) y cubrirla bien con las especias por ambas caras, utilizando las manos para impregnarla bien.
  5. Cubrir la pechuga con la parte sobrante de la lámina de papel. Utilizar un rodillo para aplanar la pechuga hasta que mida uno o 2 centímetros de alto (al gusto).
  6. Poner la mitad del aceite en una sartén a fuego medio.
  7. Agregar el pollo y cocinar hasta que esté dorado por fuera, aproximadamente 3 minutos por cada lado. Apartar y reservar.
  8. Añadir el aceite restante a la sartén y saltear la cebolla hasta que esté transparente, durante unos 5 minutos.
  9. Agregar el arroz de coliflor y salpimentar. Cocinar, removiendo con frecuencia, durante otros 5 minutos.
  10. Cortar la pechuga en tiras de unos 2 centímetros de ancho.
  11. Devolver las tiras de pollo a la sartén, junto con todos sus jugos.
  12. Rociar con zumo de limón y cocinar durante otros 5 minutos tapado, hasta que el interior del pollo esté completamente cocinado y los sabores se hayan integrado.

Notas

  • En lugar de las especias sueltas, podéis utilizar un preparado llamado «especias cajún» que se suele encontrar en muchas tiendas. También podéis modificar las especias a vuestro gusto.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando...
Comparte esto: