Pizza con base de atún

Si sois (o tenéis algún familiar) amantes de la pizza, pero no es una receta que deba comerse muy a menudo, por lo que esta alternativa os va a encantar. No os voy a mentir: no sabe exactamente como una pizza, pero sí que se parece bastante a las que llevan atún como ingrediente (como las de atún y bacon o atún y pollo). Yo tengo un super amante de la pizza en casa y ha dado su total aprobación…

Es una receta bastante alta en proteínas, aunque podéis cambiar los ingredientes que le echéis por encima para variar esto. Yo he optado por utilizar pollo y jamón cocido, pero podéis usar lo que más os guste.

Y encima sin quererlo ha cuadrado que hoy es el día mundial de la pizza, así que encima es apropiado.

Información

  • Comensales: 2 personas.
  • Inspiración: Está basado en una receta de Instagram, pero con base de salmón.
  • Tiempo de preparación: 30 minutos.

Ingredientes para la base

  • 120 gramos de atún al natural (en conserva) escurrido
  • 120 gramos de huevo o claras de huevo
  • 70 gramos de harina de arroz
  • Sal

Ingredientes para la pizza

  • 100 gramos de salsa de tomate o tomate frito
  • 70 gramos de queso mozzarella rallado
  • 100 gramos de pollo cocido, asado o en conserva
  • 100 gramos de jamón cocido
  • Orégano

Preparación

  1. Precalentar el horno a 200 grados centígrados.
  2. Mezclar en un bol el atún (bien escurrido), el huevo batido, la harina de arroz y la sal.
  3. Colocar la masa sobre una hoja de papel sulfurizado con ayuda de una cuchara y aplanar con cuidado de que quede con la forma adecuada y con una altura regular de alrededor de medio centímetro. Si es necesario, se puede colocar otra hoja de papel sulfurizado encima y extender con un rodillo, pero con mucho cuidado. Retirar la hoja superior.
  4. Hornear durante 12 minutos.
  5. Sacar la masa, que estará bastante más sólida, sin apagar el horno.
  6. Colocar una hoja de papel sulfurizado encima y otra bandeja. Darle la vuelta y volverla a colocar sobre la bandeja de horno.
  7. Hornear de nuevo durante 5 minutos más.
  8. Sacar la base del horno, sin apagarlo.
  9. Esparcir la salsa de tomate por toda la base.
  10. Añadir la mitad del queso encima del tomate y agregar el resto de ingredientes intentando que haya un poco de todo por toda la superficie.
  11. Cubrir con el resto del queso y orégano al gusto. Gratinar hasta que el queso esté bien derretido (unos 5 o 10 minutos, dependiendo del horno).

Notas

  • Se pueden añadir los ingredientes que se desee encima del tomate, igual que para cualquier otra pizza.
  • Yo he evitado el uso de harina de trigo, pero podéis prepararla con la harina que más prefiráis.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando...

Comparte esto: