Arroz con pollo empanado y huevo

Hoy os traigo una receta basada en la cocina japonesa, aunque es de una parte de su gastronomía que tiene muchas influencias europeas, llamada Yoshoku. Es una receta que habréis podido probar en algún restaurante de cocina asiática, como puede ser el UDON.

La receta base es un katsudon, o lo que es lo mismo, un filete de cerdo empanado (tonkatsu) con arroz y huevo. Yo he hecho la adaptación utilizando como ingrediente principal el pollo, aunque podéis evidentemente prepararlo con cerdo. También he modificado ciertas cantidades e ingredientes y he eliminado totalmente el azúcar.

Espero que lo preparéis y lo disfrutéis mucho.

Información

  • Comensales: 2 o 3 personas.
  • Inspiración: Las recetas japonesas de katsudon y tonkatsu.
  • Tiempo de preparación: 35 minutos

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 3 huevos
  • 50 gramos de pan rallado panko
  • Aceite de oliva para freír
  • 75 gramos de cebolla
  • 150 mililitros de caldo de pollo
  • 1 ½ cucharadas de salsa de soja
  • 1 ½ cucharadas de sake o vino blanco
  • 1 ½ cucharadas de mirin
  • 80 gramos de arroz
  • Sal 
  • Pimienta

Preparación

  1. Cocer el arroz hasta que esté al dente en una olla con abundante agua o en una cocedora. Reservar.
  2. Cascar y batir uno de los huevos.
  3. Colocar la pechuga entre papel sulfurizado y darle unos golpecitos para aplastarla un poco y que quede de una altura de unos 2 centímetros como mucho, lo más nivelada posible.
  4. Salpimentar la pechuga de pollo y pasarla por harina, huevo y panko por ambas caras.
  5. En una sartén calentar aceite de oliva a fuego medio-alto. Freír la pechuga empanada hasta que el pollo esté hecho, dorado y crujiente. Apartar y escurrir. 
  6. Cortar la pechuga de pollo en tiras largas. Reservar.
  7. Pelar y cortar la cebolla en láminas finas.
  8. En una sartén pequeña a fuego medio, sin añadir aceite, agregar la cebolla, el caldo, la salsa de soja, el sake y el mirin. Llevar a ebullición.
  9. Cascar y batir los huevos restantes.
  10. Agregar el pollo frito en rodajas y verter los huevos batidos alrededor del pollo. Tapar y dejar cocinar hasta que los huevos estén en el punto deseado (unos 5 o 10 minutos deben ser suficientes).
  11. Colocar el arroz en el plato o bandeja servir y esparcirlo bien.
  12. Deslizar el huevo y el pollo sobre el arroz cocido.

Notas

  • A mí me gusta dejar el huevo hecho lo justo para que no esté crudo, pero que aún esté muy jugosito.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando...

Comparte esto: