Cómo preparar croissants y napolitanas de hojaldre

Hace un tiempo que vengo publicando alguna recetilla que voy probando en mi Instagram (lo uso bastante más a menudo que otras redes, porque como está enfocado a imágenes y videos, me parece mucho más práctico). Hace un par de meses que he publicado varias recetas de hojaldres y me habéis preguntado cómo los preparo, así que os traigo esta explicación con varios truquillos para que podáis preparar croissants y napolitanas con los mejores resultados.

Como siempre, os dejo indicados mis ingredientes favoritos, pero podéis utilizar los que más os gusten y adaptar la receta a vuestras preferencias.

¡Qué disfrutéis!

Información

  • Comensales: 2 personas.
  • Inspiración: Las recetas tradicionales de hojaldre.
  • Tiempo de preparación: 20 minutos (cada receta)
  • Tiempo de cocinado: 20 minutos (cada receta)
  • Tiempo total: 40 minutos (cada receta)

Ingredientes para las napolitanas

  • 1 lámina de hojaldre
  • Atún, tomate frito y perejil seco
  • Queso crema, taquitos de pavo y almendras crocantes
  • Jamón cocido, queso semicurado y semillas de amapola
  • Sobrasada, queso curado y semillas de sésamo

Ingredientes para los croissants dulces

  • 1 lámina de hojaldre rectangular o circular
  • Crema de chocolate con avellana
  • Chocolate negro

Ingredientes para los croissants salados

  • 1 lámina de hojaldre rectangular o circular
  • Jamón cocido
  • Queso semicurado
  • Orégano

Preparación de las napolitanas

  1. Precalentar el horno a 180 grados centígrados.
  2. Presentar la lámina de hojaldre en la superficie de trabajo y dividirla en 4 cuadrados iguales. Esos cuadrados hay que dividirlos de nuevo en 2 rectángulos cada uno.
  3. Colocar en el centro de cada rectángulo el relleno. Por ejemplo,
    • Atún y tomate frito
    • Queso crema y taquitos de pavo
    • Jamón cocido, queso semicurado y trocitos de dátiles
    • Sobrasada y queso curado o semicurado
  4. Luego, pincelar levemente la parte superior de cada rectángulo con huevo batido.
  5. Cerrar los rectángulos, levantando primero el lado inferior que no tiene huevo y luego tapándolo con el otro lado que sí está pincelado y debe quedar fijo.
  6. Dar la vuelta a cada hojaldre, de modo que el cierre quede hacia abajo y no se nos abra durante la cocción y pasarlos a una bandeja de horno con papel sulfurizado.
  7. Volver a pincelar cada hojaldre y espolvorear por encima los acompañamientos para cada relleno. Por ejemplo,
    • Perejil seco
    • Almendras crocantes
    • Semillas de amapola
    • Semillas de sésamo
  8. Hornearlos durante unos 20 minutos o hasta que estén bien hinchados y dorados por fuera.

Preparación de los croissants

  1. Precalentar el horno a 180 grados centígrados.
  2. Presentar la lámina de hojaldre en la superficie de trabajo. Dibujar levemente unos triángulos alargados que ocupen todo el alto de la lámina con un cuchillo que no corte demasiado. Si la lámina es circular, dibujar los triángulos como si fueran las horas de un reloj (con cuidado de que queden lo más alargados posible con respecto al tamaño de la base). Una vez las formas sean correctas, cortarlas con un cuchillo bien afilado.
  3. En mitad de cada triángulo hacer un corte de unos 2 o 3 centímetros de largo en vertical y separarlo bien. Justo encima de dicho corte, colocar el relleno. Si se quiere un croissant dulce, poner una lámina de jamón cocido, una lámina de queso semicurado y orégano al gusto. Si se quiere un croissant dulce, poner una cucharadita de crema de chocolate y avellana y un trozo de chocolate negro al 99%. 
  4. Usando el corte anterior para sacar 2 especie de bracitos del croissant, ir enrollando la lámina de hojaldre sobre sí misma, desde la parte más ancha hasta el pico más fino, dejando los brazos por fuera.
  5. Colocar cada croissant en una bandeja para horno preparada con papel sulfurizado. Doblar los bracitos hacia abajo para que queden con su forma característica.
  6. Hornearlos durante unos 20 minutos o hasta que estén bien hinchados y dorados por fuera.

Notas

  • Los croissants deben cortarse muy alargados con respecto a la base de sí mismo. Yo los he hecho de aproximadamente 3 veces más largos que altos, para que al enrollarlos sobre sí mismos se generen muchas capas intermedias y no queden planos.
  • En ambas preparaciones es mejor pecar de que falte relleno que pasarnos, porque si nos pasamos puede reventar el hojaldre o impedir que quede con la forma apropiada.
  • Si se quieren preparar mini napolitanas, simplemente tenéis que dividir las porciones originales en rectángulos de menor tamaño y tener mucho cuidado con la cantidad de relleno.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Comparte esto: