Risotto de vieiras y langostinos

Yo suelo organizar las comidas de todo el mes (a 5 semanas vista realmente) para poder preparar la lista de la compra mensual y semanal con tiempo. El proceso que suelo seguir es pensar qué nos apetece comer que hace tiempo que no hayamos probado o pensar alguna receta nueva para probar. Suelo preguntarle a mi pareja, porque es un implicado directo, ya que tiene que comer lo que prepare, jajaja.

Pues en uno de los días de preparación de este listado de comidas, me comentó. ¿Y un risotto? ¿Qué tal de vieiras y langostinos? Oye, y ni tan mal salió. Aquí os dejo la receta para que la podáis preparar vosotros.

Solo dos cosillas que comentar: la ración quizás os parezca un poco justa, porque no solemos comer mucha cantidad últimamente. Y además, yo no suelo añadir mantequilla al risotto (en las notas finales os explicó porqué), pero os lo indico por si es como os gusta a vosotros.

Información

  • Comensales: 2 personas.
  • Inspiración: Una idea de mi pareja, mezclada con mi práctica con risottos.
  • Tiempo de preparación: 40 minutos

Ingredientes

  • 6 vieiras grandecitas
  • 8 langostinos frescos enteros
  • 1 puerro
  • 80 gramos de arroz bomba
  • 60 gramos de queso parmesano
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de mantequilla (opcional)
  • 50 mililitros de vino blanco
  • 300 mililitros de agua

Preparación

  1. Pelar los langostinos. Reservar las cabezas por un lado y los cuerpos por otro.
  2. Lavar bien el puerro y quitarle la parte verde. Reservar la parte verde por un lado y trocear en juliana la parte blanca.
  3. Rallar el queso parmesano. Reservar.
  4. En una cazuela amplia, echar una cucharada de aceite a fuego vivo. Sofreír las cabezas de los langostinos, mientras se machacan bien con una espátula. Dejar que caiga el jugo de las cabezas. Añadir el vino blanco y machacar un poco más hasta que se evapore el alcohol.
  5. Agregar 300 mililitros de agua y subir el fuego a tope. Dejar que se cocine desespumando cada 10 minutos unos 40 minutos.
  6. Colar el caldo para eliminar todas las impurezas. Volver a echarlo en la misma cazuela y mantenerlo a fuego muy bajo simplemente para que no se enfríe.
  7. En una olla amplia, echar la otra cucharada de aceite a fuego fuerte. Marcar ligeramente las vieiras y los langostinos, 30 segundos por cada lado. Apartar y reservar.
  8. Agregar el puerro a la olla y cocinarlo durante unos 5 o 10 minutos hasta que se ponga transparente.
  9. Añadir el arroz y darle un par de vueltas hasta que se reparta bien por toda la olla.
  10. Agregar un cacito del caldo reservado y dejar que el arroz cueza hasta que se casi se consuma el líquido mientras se remueve continuamente. Repetir esta operación durante 20 minutos o hasta que el arroz quede a vuestro gusto.
  11. En el último momento, volver a añadir los langostinos y las vieiras y mezclarlos bien en el arroz. Dejar cocinar un minuto más.
  12. Apartar del fuego y añadir la mantequilla (si queréis) y el queso parmesano rallado. Remover e integrar completamente.

Notas

  • Los cuerpos de los langostinos los podéis dejar con la colita o sin ella. Yo prefiero quitársela, por comodidad a la hora de comer, pero para echar la foto siempre queda mejor.
  • Yo no añado mantequilla a mis risottos, porque considero que si se preparan bien (sin dejar de remover en ningún momento), el arroz va soltando el almidón y quedan lo suficientemente cremosos. Con el toque del parmesano para mí es más que suficiente.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando...
Comparte esto: