Tostadas galesas

Los fines de semana solemos salir por ahí y movernos más, por lo que son el día perfecto para levantarnos con tiempo y prepararnos un desayuno en condiciones. Hay días que tiramos de los clásicos huevos revueltos o de los croissants rellenos de jamón cocido y queso curado con su toquecito de orégano. Pero otros días apetece experimentar un poco y tomar algo nuevo, más exótico y menos típico de aquí. Hoy os traigo una receta originaria de Gran Bretaña (Gales concretamente) y popularizada por Gordon Ramsay. Son las Welsh rarebit (conejo galés traducido literalmente) o tostadas galesas.

Se puede preparar de muchas maneras y lo único que suelen tener en común todas las recetas es que llevan queso cheddar. Esta versión es una especie de bechamel, pero preparada con cerveza en lugar de con leche. La podéis preparar con leche si no os apetece la cerveza, aunque os recomiendo que la probéis así (casi todo el alcohol se evapora en el proceso del cocinado). Yo creía que no me iba a gustar y me llamó muchísimo la atención.

Sin más, os dejo con la receta. Espero que os guste.

Información

  • Comensales: 2 personas.
  • Inspiración: La receta de Gordon Ramsay adaptada.
  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocinado: 20 minutos
  • Tiempo total: 25 minutos

Ingredientes

  • 6 rebanadas de pan
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 40 gramos de harina
  • 220 mililitros de cerveza a temperatura ambiente
  • Salsa Worcestershire al gusto
  • 150 gramos de queso cheddar blanco o cualquier otro queso a vuestro gusto
  • Pimienta negra

Preparación

  1. Cortar las rebanadas de pan y tostarlas por cada lado en un tostador, en el horno o en una sartén hasta que estén doradas.
  2. Rallar el queso. Reservar.
  3. Precalentar el horno a 180º.
  4. Poner en un cazo el aceite de oliva a calentar a fuego bajo.
  5. Añadir la harina e integrar bien usando unas varillas de silicona (para no rallar el cazo). Subir el fuego a medio para que se cocine un poco y no quede cruda, durante un par de minutos.
  6. Añadir la cerveza y remover continuamente hasta que espese.
  7. Añadir la mitad del queso rallado e incorporarlo hasta que se integre. Añadir pimienta y salsa Worcestershire al gusto. Terminar de remover y reservar.
  8. Colocar las tostadas en una bandeja apta para horno.
  9. Untar las tostadas con la salsa y espolvorear el resto del queso rallado por encima. Hornear hasta derretir el queso y hasta que se doren al gusto.

Notas

  • Os he indicado que lo habitual es prepararlas con queso cheddar, pero a mí personalmente me gusta probar otros quesos y soy muy fan de los queso manchegos o los payoyos de mi zona. Os recomiendo que probéis con quesos que os gusten y así variará el sabor.
  • Podéis añadir otros sabores, como mostaza o especias a vuestro gusto. Con mostaza queda muy bien.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…
Comparte esto: