Buñuelos de pollo con salmorejo

Este plato, como muchos otros, surgió al escuchar una idea en la televisión, me pareció buena idea y aquí la tenéis: buñuelos de pollo con salmorejo. Es una receta facilísima de hacer, que encima podéis optar por cocinarla a vuestro gusto: en freidora o al horno. Yo casi que ya la prefiero hacer al horno, por no tener que estar pendiente de nada durante el tiempo de cocinado. Además el resultado es muy bueno.

En cuanto a los sabores: un buen pollo con verduras, frutos secos y un toque de curry acompañado de un clásico salmorejo. Es una de las combinaciones mejores que he probado y siempre triunfa. La textura no queda como la de los buñuelos tradicionales sino un tanto más rústica, por los tropezones de los ingredientes. A mí casi que me gusta más así.

Información

  • Comensales: 2 personas
  • Inspiración: Una receta que escuché en un programa de televisión.
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de cocinado: 10 minutos
  • Tiempo total: 30 minutos

Ingredientes

  • 1 cebolleta
  • 4 dientes de ajo
  • 1 pechuga de pollo
  • 30 gramos de nueces
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de curry en polvo
  • 80 gramos de harina
  • 100 mililitros de caldo de pollo
  • 500 gramos de tomates bien maduros
  • 100 gramos de pan
  • 120 mililitros de aceite de oliva virgen extra, variedad Cornicabra si es posible
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Trocear el pan en trozos más o menos grandes. Introducirlos en un baso de batidora o en un recipiente apto.
  2. Lavar y pelar los tomates (se puede hacer como os indiqué aquí). Colocarlos encima del pan y echarles sal por encima. Dejar un cuarto de hora para que el jugo de los tomates impregne bien el pan.
  3. Triturar bien los tomates y el pan hasta que esté todo bien homogéneo.
  4. Añadir 2 dientes de ajo picados y el aceite de oliva y volver a triturar hasta que se mezcle todo y tenga el tono anaranjado característico. Si es necesario, añadir un poco de agua hasta dejar la textura al gusto. Reservar en la nevera.
  5. Pelar y picar la cebolleta, 2 dientes de ajo y las nueces. Reservar en un bol.
  6. Trocear en cubos de aproximadamente 1 o 2 centímetros la pechuga de pollo. Añadirla al bol.
  7. Añadir el huevo batido y el curry y mezclar bien.
  8. Ir añadiendo poco a poco cantidades de harina y caldo de pollo hasta que quede todo como una masa homogénea y espesa. Hay que procurar que todos los ingredientes queden bien impregnados de la masa porque es lo que lo mantiene todo unido. Si es necesario, añadir más cantidad de harina o caldo según necesite.
  9. Hacer bolitas con una cuchara e ir depositándolas con cuidado en la sartén a fuego bien fuerte o en la bandeja de horno (dependiendo de cómo se prefieran cocinar).
  10. Si se fríen, dejarlas durante unos 5 minutos hasta que estén bien doradas y el pollo hecho. En el horno este proceso puede tardar unos 10 o 15 minutos (precalentado a 180º).
  11. Servir acompañadas del salmorejo que teníamos reservado.

Notas

  • Yo siempre dejo el salmorejo tal cual sale, pero si lo preferís podéis pasarlo por un pasapurés para que quede más fino y no tenga ninguna pepita suelta.
  • El corte de la cebolleta y de los frutos secos dependerá de si os gusta encontraros trocitos más o menos grandes en los buñuelos. Yo los suelo picar muy poco.
  • Como siempre, los frutos secos los que prefiráis: almendras, cacahuetes, pistachos, piñones, avellanas…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto: