Risotto de espinacas y pollo

Las espinacas son una de mis verduras favoritas por su sabor peculiar y porque casan en muchas preparaciones distintas: cocidos, ensaladas,… o, como en esta ocasión, en un risotto. Me gusta como se integran en la receta, formando parte de la propia base del plato, ganando incluso más protagonismo que el propio arroz.

Si te sobra crema de espinacas al preparar el plato, puedes reservarla para otra preparación, como un dip de queso, patatas y espinacas. Simplemente hay que cocer las patatas, hacerlas puré, y mezclarlas bien con las crema de espinacas y el queso, a temperatura media para que todo se integre. Luego a mojar con unos nachos.

Información

  • Comensales: 2 personas
  • Inspiración: Esta receta, aunque la he adaptado a la receta tradicional del risotto.
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de cocción: 20 minutos
  • Tiempo total: 40 minutos

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 200 gramos de espinacas
  • 1 pechuga de pollo
  • 160 gramos de arroz bomba
  • 100 mililitros de vino blanco
  • Caldo de verduras
  • Una cucharada de mantequilla
  • 60 gramos de queso parmesano
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

  1. Pelar y laminar el diente de ajo finamente.
  2. Limpiar las espinacas cortando la base y dejando las hojas y los tallos tiernos. Lavarlas bien y secarlas con papel absorbente.
  3. Poner una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva virgen a calentar a fuego medio. Añadir el ajo y sofreír durante un minuto.
  4. Añadir las espinacas y dejar que pierdan su agua y reduzcan su tamaño.
  5. Meter el sofrito de espinacas en un vaso de batidora y añadir unos 200 o 300 mililitros de caldo de verduras. Batir bien hasta obtener una crema y se integre todo.
  6. Trocear el pollo en taquitos de unos 2 o 3 centímetros.  Salpimentar.
  7. Poner una sartén (puede ser la misma de antes) con 3 cucharadas de aceite de oliva virgen a calentar a fuego medio-alto. Añadir el pollo y dejar que se tueste por fuera (durante unos 5 minutos).
  8. Añadir el arroz, darle un par de vueltas y echar el vino blanco. Dejar que se evapore el alcohol.
  9. Añadir la crema de espinacas y dejar cocinar. Cuando se empiece a quedar sin líquido, añadir un cazo de caldo de verduras. Repetir el mismo proceso hasta que el arroz esté bien hecho (unos 18 minutos). Rectificar de sal cuando se eche el último cazo.
  10. Apartar el arroz del fuego y añadir la mantequilla y el queso parmesano. Integrarlo todo bien. Servir inmediatamente con unas lascas de queso parmesano por encima.

Notas

  • Es muy importante ir echando el caldo poco a poco y dejar que se vaya evaporando, para que el arroz suelte su almidón poco a poco y aporte la cremosidad necesaria al plato.
  • Si las gambas son frescas y enteras, podéis preparar el fumet a partir de las cabezas, para que tenga más sabor. En un cazo, poner una cucharada de aceite de oliva y añadir las cabezas a fuego fuerte y aplastarlas bien para que suelten todo el jugo. Añadir un litro o 2 de agua (según lo que necesitéis). Dejar que se cocine durante 30 minutos y colar bien. Si vais con prisa, podéis colar cada cazo usando un colador pequeño para filtrar cada cucharada de caldo que echéis al risotto.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Comparte esto: