Ensalada cremosa de pollo

La receta de hoy es muy socorrida, puesto que se prepara en un momento, aunque sigue siendo vistosa y queda muy bien. Es una ensalada con un toque algo distinto a lo que estamos acostumbrados por aquí y además sirve como receta de aprovechamiento, para no desperdiciar aquellos trozos de pollo que nos queden de cualquier otro plato. Da igual si el pollo estaba asado, guisado o hecho a la plancha, se puede aprovechar igualmente. Si vais a cocinarlo directamente para esta receta, lo más sencillo es cocerlo. De igual forma, es igual la parte del pollo que queráis aprovechar, pero lo normal en mi caso es usar pechuga, ya que aunque es una parte que tiende a quedar algo seca, con el aliño que lleva es imposible que se note así.

Todo es muy sencillo y se prepara en un momento, así que no tenéis excusa para no intentarlo vosotros. ¡Que lo disfrutéis!

Ensalada cremosa de pollo

Información

  • Comensales: 4 personas.
  • Inspiración: Esta receta de Cocina Vital, que he adaptado a mis gustos, como siempre.
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocinado: 45 minutos (5 si es de aprovechamiento)
  • Tiempo total: 1 hora (20 minutos si es de aprovechamiento)

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 4 tomates pera
  • 160 gramos de guisantes
  • 2 ramilletes de cilantro
  • 4 rabanitos
  • 2 yogures griegos (sin azúcar añadido evidentemente)
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon (opcional)
  • Ajo molido
  • Cebolla molida
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. En caso de que el pollo no sea de aprovechamiento, cocer la pechuga de pollo en una cazuela con agua hirviendo o con caldo sobrante de otra receta, durante unos 30 o 40 minutos, dependiendo de lo grande que sea la pechuga.
  2. Trocear el pollo en tiras no demasiado pequeñas. Reservar.
  3. Preparar un recipiente grande con agua helada.
  4. En una olla aparte, con agua hirviendo igualmente, introducir los guisantes y dejar cocer durante 1 o 2 minutos.
  5. Retirar los guisantes y meterlos en el recipiente con agua helada para cortar la cocción durante al menos 2 minutos. Escurrir y reservar.
  6. Lavar y trocear los tomates en gajos o cubos.
  7. Picar el cilantro finamente.
  8. Preparar el aliño mezclando el yogur, el zumo, la mostaza, el ajo y la cebolla molidos, la sal y la pimienta. Añadir la mitad del cilantro.
  9. Lavar y laminar muy finamente los rabanitos. Colocarlos en los platos a servir en un lateral.
  10. Mezclar el pollo, el tomate, los guisantes y el aliño en un recipiente grande. Repartir la mezcla en los platos de servir.
  11. Terminar espolvoreando el resto del cilantro por encima.

Notas

  • Si no os gustan los guisantes blanqueados y/o tenéis prisa, podéis utilizar directamente guisantes ya cocidos en conserva, que también sirven perfectamente y son igual de saludables.
  • El aliño se puede preparar previamente y dejar refrigerado hasta el momento de servir. Es un aliño base que yo suelo utilizar bastante a menudo y lo dejo durante uno o 2 días en la nevera sin ningún problema. Se puede modificar el sabor del aliño en función de los gustos, añadiendo por ejemplo mostaza de Dijon, aguacate triturado, hierbas variadas (eneldo, tomillo, romero…) o incluso encurtidos, como pepinillos o alcaparras, transformándolo en algo más parecido a una salsa tártara.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…
Comparte esto:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies