Bolitas de queso de cabra

A mí me encanta invitar a gente a comer a casa. La verdad es que soy un poco exagerada y me gusta hacer muchos platos distintos y darlos a probar todos como si fuera un buffet de degustación. Por ello, los mejores platos para este tipo de comida son los entrantes, sobre todo si son pequeñitos e individuales. En un pequeño bocado puedes saborear todo y puedes seguir probando más cosas. Por eso os traigo uno de mis últimos descubrimientos: las bolitas de queso de cabra.

Lo interesante de estas bolitas es que van recubiertas de distintos ingredientes que podéis elegir a vuestro gusto. Yo utilicé cebollino fresco, semillas de sésamo negro y cebolla frita, pero podéis utilizar otras cosas como nueces picadas, aceitunas negras, tomate seco rehidratado o pimienta rosa (esta última combinación me muero por probarla). Veréis que el procedimiento es muy sencillo y lo podéis personalizar a vuestro gusto.

Más sencillo imposible y quedaréis genial ante vuestros invitados. ¡Que aproveche!

Bolitas de queso de cabra

Información

  • Porciones: alrededor de 20 porciones (dependiendo del tamaño de cada bola).
  • Inspiración:  Creo que lo vi de pasada en un programa de la televisión.
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo total: 20 minutos

Ingredientes

  • 250 gramos de queso rulo de cabra
  • 20 gramos de miel
  • 20 gramos de agua
  • Toppings: cebollino, sésamo negro, cebolla frita, nueces picadas, aceitunas negras, tomate seco rehidratado, pimienta rosa…

Preparación

  1. Antes de nada, escoger los toppings y picarlos muy finamente para que se adhieran bien a las bolitas, sobre todo si van a ser pequeñitas. Separarlos en boles o platos pequeños para que sea sencillo ir introduciendo las bolitas.
  2. Limpiar el queso de rulo de cabra eliminando la parte exterior y trocearlo. Echarlo en un bol espacioso y, con un tenedor, ir desmenuzándolo poco a poco. Cuando esté hecho una especie migas estará listo.
  3. En otro recipiente pequeño, añadir la miel y el agua. La mezcla debe ser aproximadamente a partes iguales para que no sea tan pegajosa como la miel en sí.
  4. Con unos guantes de látex, coger las migas de queso e ir formando bolitas. Con el poco calor que les demos se irán formando prácticamente solas. Cuando estén formadas, ir pasándolas por la mezcla de miel y agua y luego por el topping que deseemos. Impregnarlas bien para que toda la superficie de la bola esté rellena.
  5. Colocad las bolitas en una bandeja o un plato llano y servir.

Notas

  • No es obligatorio el uso de guantes, pero si no los usáis puede que se os queden pegados los toppings, la miel, el queso y acabe siendo un lío. Sin ellos tendréis que estar lavándoos las manos continuamente. Además, aisla un poco el calor de nuestras manos, para que no se nos derrita demasiado el queso.
  • Es importante que haya cantidad de sobra de cada topping en los recipientes, para que se adhieran bien. Siempre podéis utilizar las sobras para otras preparaciones.
  • Si queréis almacenarlas previamente en el frigorífico para hacer la preparación antelación, os aconsejo que las metáis en fundas como las de las trufas (como se puede ver en la fotografía), para que no se peguen entre sí y se mezclen los toppings, porque son algo pegajosas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies