Trufas de chocolate

Hay algo que disfruto mucho, pero que no puedo hacer a menudo: invitar a mis amigos y familiares a comer comida que yo les prepare. Lo de que no lo puedo hacer a menudo no es por lo típico de que tenemos que coincidir todos para quedar, que también, sino más bien porque soy un poco exagerada con la comida. Siempre tengo que hacer muchos platos distintos, porque me encanta la variedad y el estilo “tapas”. Por eso siempre viene muy bien tener ese tipo de recetas que impresiones y que se puedan preparar con tiempo de antelación, para poder pasar tiempo con ellos más que en la cocina cuando lleguen.

Hoy os traigo una de esas recetas, y por partida doble: trufas de chocolate negro y trufas de chocolate blanco. La combinación de sabores y toppings, como siempre, las podreís adaptar a vuestros gustos, pero os aseguro que las dos recetas que os propongo hoy han triunfado varias veces. Así que no dudéis en prepararlas y compartidlas con vuestras familias y amigos.

Trufas de chocolate

Información

  • Porciones: alrededor de 80 porciones (40 de cada).
  • Inspiración: Las trufas tradicionales.
  • Tiempo de preparación: 40 minutos
  • Tiempo de cocinado: 10 minutos
  • Tiempo total: 50 minutos (sin el tiempo de espera)

Ingredientes de las trufas de chocolate negro

  • 400 gramos de chocolate negro intenso
  • 100 gramos de nata líquida para postres (al menos 35% de grasa)
  • 35 gramos de mantequilla
  • Una cucharada de extracto de vainilla (opcional)
  • 10 gramos de azúcar (opcional)
  • 3 cucharadas de licor a vuestro gusto (brandy, ron, whisky,…), pueden ser 4 si no se añade el extracto de vainilla (opcional)

Ingredientes de las trufas de chocolate blanco

  • 400 gramos de chocolate blanco de cobertura
  • 110 gramos de nata líquida para postes (al menos 35% de grasa)
  • Ralladura de un limón
  • Una cucharada de extracto de vainilla (opcional)

Posibles toppings

  • Cacao en polvo
  • Almendra crocanti
  • Coco rallado
  • Avellanas tostadas  y picadas
  • Pimienta rosa machacada

Preparación de las trufas de chocolate negro

  1. Picar y reservar el chocolate en un bol amplio, si puede ser de metal para que conserve el calor durante más tiempo.
  2. Añadir en un cazo la nata, la mantequilla y el azúcar. Si se va a usar el extracto o el licor, añadir en este momento. Remover continuamente hasta que hierva.
  3. Echar la mezcla sobre el bol del chocolate y remover continuamente hasta que se derrita del todo. Se irá formando una ganache espesa y brillante.
  4. Colocar la ganache en un recipiente amplio para que no ocupe más de 2 centímetros de alto. Meter en la nevera durante al menos 1 hora o hasta que esté fría y sólida.
  5. Formar bolas de unos 2 centímetros de diámetro e ir cubriéndola con los toppings que se prefiera.

Preparación de las trufas de chocolate blanco

  1. Picar y reservar el chocolate en un bol amplio.
  2. Rallar la piel de un limón con un rallador.
  3. Derretir un poco el chocolate al baño maría o en el microondas. No hace falta que esté totalmente derretido.
  4. Añadir en un cazo la nata. Si se va a usar el extracto o el licor, añadir en este momento. Remover continuamente hasta que hierva.
  5. Echar la mezcla sobre el bol del chocolate blanco y remover continuamente hasta que se derrita del todo. Se irá formando una ganache espesa y brillante.
  6. Añadir la ralladura de limón y mezclar bien para que se reparta.
  7. Colocar la ganache en un recipiente amplio para que no ocupe más de 2 centímetros de alto. Meter en la nevera durante al menos 1 hora o hasta que esté fría y sólida.
  8. Formar bolas de unos 2 centímetros de diámetro e ir cubriéndola con los toppings que se prefiera.

Notas

  • Otra opción para quien no le guste utilizar el extracto de vainilla es utilizar una rama de vainilla. Debe cortarse a la mitad y añadirla a la nata en un cazo que hay que calentar a fuego muy fuerte un minuto. Entonces apartar y tapar el cazo y dejar que se infusione durante al menos 1 hora. Luego, sacar la rama y continuar con la receta por el paso 2.
  • Es muy importante que el chocolate esté troceado muy fino o utilizar gotas, para que se derrita rápido con el calor de la leche. Por eso también es conveniente que el recipiente sea metálico. Si aún así no conseguís que se derrita adecuadamente, podéis poner un cazo con agua hirviendo y poner el recipiente al baño maría para que se termine de derretir. Cuidado con el agua jamás toque la ganache o se estropeará. Otra opción es meter el recipiente (que no podría ser metálico) en el microondas.
  • En el caso del chocolate blanco, lo derretimos previamente porque necesita menos cantidad de grasa extra (no lleva mantequilla como las trufas de chocolate negro).
  • Para formar las bolas al final y cubrirlas con los toppings os aconsejo que utilicéis guantes de látex, para intentar no traspasar nuestro calor corporal y que no se derritan.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies