Mejillones picantes

A mí me encanta el marisco, pero a mi pareja no le hace mucha gracia, así que tengo que buscar alternativas para poder prepararlo para los dos. Como le encanta el picante, opté por esta opción y, aunque a mí no me gusta el picante en exceso, he decir que queda genial ese toque en los mejillones y permite que tanto los amantes del marisco como los menos amantes puedan disfrutar del plato.

El plato es bastante sencillo de realizar, salvo por el limpiado de los mejillones inicial que requiere bastante esfuerzo. Con respecto a esto, os digo lo mismo que cuando os hablo de cocinar pulpo cocido: si no os queréis meter en el fregado o no tenéis tiempo o ganas, hay muy buenas alternativas en las tiendas. Hay muchas marcas conocidas que nos proporciona mejillones ya limpios y sin barbas, o incluso sin las conchas. A mí me gusta servirlos con concha, porque me resulta estéticamente más bonito y me gusta dar la posibilidad de comerlo con las manos (uno de los placeres de la vida, en mi opinión…), pero si queréis ir a lo práctico, podéis servirlos sin ellas.

En cuanto al acompañamiento, realmente lo podéis servir con lo que queráis, o simplemente solos como aperitivo, pero cuando se trata de platos picantes, a mí me gusta servirlos con algo que lo suavice y que no compita demasiado en sabor. En este caso, lo más apropiado creo que es un simple arroz cocido bien condimentado y utilizarlo de base para nuestros mejillones.

Espero que probéis a prepararlos en casa y que los disfrutéis tanto como yo.

Mejillones picantes

Información

  • Comensales: 2 personas.
  • Inspiración: Las recetas tradicionales de mejillones al vapor.
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Tiempo de cocinado: 20 minuto
  • Tiempo total: 50 minutos

Ingredientes

  • 500 gramos de mejillones
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gramos de tomate triturado o 2 tomates grandes
  • 1 guindilla de cayena
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

  1. Meter los mejillones en agua y rasparlos bien con la ayuda de un estropajo (uno dedicado exclusivamente a alimentos) o de un cuchillo para eliminar todas las barbas y los hilillos que pudieran tener.
  2. Una vez limpios, meter los mejillones en una cazuela amplia y echar un vaso de vino blanco. Poner a fuego fuerte y tapar la olla. Dejar cocinar hasta que se abran los mejillones (aproximadamente unos 5 minutos). Reservar los mejillones y el caldo que ha sobrado de cocinarlos.
  3. Picar el ajo y el puerro muy finamente.
  4. Añadir una cucharada de aceite de oliva a una sartén y saltear el ajo. Cuando empiece a soltar su aroma, añadir el puerro, una pizca de sal y dejar que se poche.
  5. Añadir guindilla al gusto y dejar un par de minutos cocinando.
  6. Añadir el tomate (si es entero, troceado) y dejar cocinar al menos durante 15 minutos para que se integre todo.
  7. Retirar la guindilla para no encontrarla luego.
  8. Añadir el caldo de los mejillones e integrarlo bien.
  9. Cuando pasen unos 5 minutos, rectificar de sal si es necesario.
  10. Triturar la salsa para que quede homogénea.
  11. Integrar los mejillones reservados con la salsa y dar un golpe de calor en la olla un par de minutos para integrarlo todo.
  12. Servir sobre arroz cocido.

Notas

  • Los mejillones que no se abran NUNCA deben servirse. Hay que retirarlos porque están en mal estado.
  • Si os gusta muy picante, trocead las guindillas para que se abran y suelten las semillas, que es donde está la capsaicina, la sustancia que da el picor. Y si queréis llevarlo a otro nivel, siempre podéis añadir un toque con alguna salsa picante a vuestro gusto. La sriracha o la salsa valentina son mis opciones preferidas, aunque el tradicional tabasco siempre queda bien.
  • Con la cantidad de líquido que hecho, la salsa sale bastante espesa y rústica. Si os gusta más suelta o queréis pasarla por un pasapurés, añadid un vaso de agua extra cuando añadáis el vino blanco.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies