Gratinado de judías verdes

Tengo una teoría personal y es que todo con bechamel está más bueno. Así que cuando vi esta receta de un gratinado de judías verdes, no pude resistirme a probarla. Es una receta sencillísima de hacer, más aun si tenéis las judías y la salsa de tomate ya preparadas y el resto de ingredientes pueden cocinarse simultáneamente, por lo que también se tarda poco.

Podéis aliñar la salsa de tomate con unas hiervas provenzales para que le de un toque extra de sabor que acompaña muy bien a las judías. O también podéis sustituir el bacon por jamón serrano y el parmesano por un queso manchego para darle un toque diferente.

En la fotografía he intentado que quede bien visible el relleno, para que se vea el resultado, pero lo podéis servir de forma que no se vea más que el gratinado. Así, es una buena receta para dar a probar a los niños, a los que siempre les cuesta un poco más comer verduras.

Gratinado de judías verdes

Información

  • Comensales: 4 personas.
  • InspiraciónEsta receta, aunque como siempre he cambiado las cantidades y los tiempos de cocción.
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Tiempo de cocinado: 20 minutos (cociendo todos los ingredientes al mismo tiempo)
  • Tiempo total: 50 minutos

Ingredientes

  • 800 gramos de judías verdes
  • 180 gramos de bacon
  • 4 huevos
  • 250 mililitros de salsa de tomate
  • 200 gramos de queso parmesano o similar
  • 500 mililitros de leche
  • 2 cucharadas soperas colmadas de harina
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Nuez moscada

Preparación

  1. Rallar el queso. Reservar.
  2. Poner una olla grande con abundante agua a fuego fuerte.
  3. Lavar y limpiar las judías. Para ello, hay que cortar las puntas y los laterales. Trocearlas en 3 partes.
  4. Echar las judías en el agua hirviendo y dejar que se cuezan. Para que queden al dente, con 5 minutos será suficiente. Escurrirlas y reservar.
  5. Poner otra olla más pequeña con los huevos, rellenarla de agua y ponerlos a hervir durante unos 10 minutos desde que el agua hierva. Cuando estén listos, dejar que enfríen, pelarlos y trocearlos en láminas de un centímetro aproximadamente. Reservar.
  6. Trocear el bacon al gusto y saltearlo en la sartén. Escurrirlo bien de aceite. Reservar.
  7. En otro cazo añadir el aceite de oliva a fuego medio. Cuando esté caliente, añadir la harina y dejar que se tueste. Añadir la leche, la sal y la nuez moscada al gusto y remover continuamente hasta que se forme la bechamel. Reservar.
  8. Precalentar el horno a 180 grados.
  9. Colocar en una fuente para horno los ingredientes por capas bien repartidos por toda la superficie. Primero la salsa de tomate en el fondo, justo encima las judías bien escurridas, luego el bacon, los huevos, la bechamel y luego el queso rallado.
  10. Dejar que se cocine durante unos 5 minutos o hasta que el queso quede dorado al gusto.

Notas

  • Para esta preparación quizás no importa tanto, porque las judías van dentro del gratinado y no se ven mucho, pero lo apropiado es, una vez se hayan cocido y dejado al dente, meterlas en un recipiente con agua bien fría, para que dejen de cocinarse y queden con un color verde intenso.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies