Muslos de pollo al piri piri

El piri piri es una receta portuguesa influenciada por la gastronomía africana, donde Portugal tenía varias colonias. “Piri piri” es como se llamaban originalmente a unos chiles muy picantes provenientes de la zona de África del sur. Hoy en día hace referencia a una salsa muy picante (no necesariamente preparada con esos chiles en concreto).

Se puede utilizar esta salsa por si sola o, como vamos a hacer en esta receta, como adobo previo al cocinado para que los sabores se integren en la carne. En esta ocasión he optado por muslos de pollo, pero se podrían utilizar otras partes, o incluso el pollo entero. También se puede hacer a la parrilla en lugar de al horno.

Para acompañar esta receta se podrían utilizar unas patatas fritas o asadas, pero creo que un toque fresco como el de una ensalada le da un contrapunto interesante. Como se puede ver en la imagen, yo preparé una ensalada simple de varias hojas de lechuga, canónigos, zanahoria rallada, surimi y gulas acompañadas de una vinagreta suave. ya que el piri piri ya tiene mucho sabor. Buscaba más la frescura que un sabor intenso.

Espero que os guste este fantástico pollo picante.

Muslos de pollo al piri piri

Información

  • Inspiración: La receta de pollo al piri piri tradicional. Podéis ver varios ejemplos aquí y aquí.
  • Comensales: 1 (la receta es para cada 2 muslos de pollo aproximadamente)
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  • Tiempo total: 40 minutos (sin contar el tiempo de marinado)

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Media cucharadita de pimienta
  • 1 diente de ajo
  • 1 cayena
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 muslos de pollo

Preparación

  1. En un recipiente amplio añadir el aceite de oliva, la pimienta, los ajos picados, la cayena triturada, el zumo de limón, el pimentón, el laurel, el orégano y la sal. Mezclar todos los ingredientes.
  2. Untar los muslos de pollo con el adobo y reservar en la nevera durante al menos 2 horas tapado con un plástico transparente.
  3. Colocar los muslos en una bandeja de horno precalentado a 180º. Dejar que se cocinen durante unos 20 o 30 minutos o hasta que los muslos estén hechos.

Notas

  • Podéis sustituir la cayena por chiles a vuestro gusto. Por ejemplo, con unos chipotles se intensificaría mucho el sabor picante, si os gusta.
  • Antes de mezclar los ingredientes en el recipiente podéis machacar los ingredientes secos en un mortero y añadir los líquidos. Cuando esté todo integrado pasarlo al recipiente y seguir con la receta.
  • Si podéis preparar el adobo y dejar marinando el pollo el día antes, los sabores serán más intensos.
  • Como siempre, para saber si el pollo está hecho hay que pincharlo en la zona del hueso y ver si el líquido que suelta es rojizo. A mí me gusta sacarlo cuando suelta un poco de líquido transparente y dejarlo reposar durante 10 minutos fuera del horno para que quede jugoso.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies