Panna cotta de chocolate blanco a la vainilla con coulis de frambuesa

Hoy os traigo una adaptación personal de un postre típico italiano. La panna cotta es un postre elaborado principalmente a base de nata, como indica su nombre que significa “nata cocida”. Suele ir acompañado de otros sabores fuertes para dar contraste, normalmente frutos rojos o caramelo.

Yo he optado por hacer una versión con más sabores integrados: además de la propia nata, he añadido chocolate blanco, canela y vainilla. Todo ello acompañado de un coulis de frambuesas, para rescatar un toque más tradicional. El coulis no es más que una especie de salsa dulce que contiene todo el sabor de la fruta. Espero que la mezcla de sabores os guste.

Panna cotta de chocolate blanco a la vainilla con coulis de frambuesa

Información

  • Comensales: 4 a 6 personas.
  • Inspiración: La receta tradicional de panna cotta.
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Tiempo de cocción: 10 minutos
  • Tiempo total: 40 minutos

Ingredientes

Panna cotta

  • 250 mililitros de nata
  • 200 mililitros de leche
  •  1 vaina de vainilla o 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 rama de canela
  •  30 gramos de azúcar
  •  150 gramos de chocolate blanco
  •  3 hojas de gelatina

Coulis de frambuesa

  • 400 gramos de frambuesas
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 mililitros de agua

Preparación

  1. Hidratar las hojas de gelatina en agua.
  2. Echar en un cazo la nata, la leche y la vaina de vainilla cortada longitudinalmente (junto con sus semillas) o el extracto de vainilla, junto con la rama de canela partida en 2 y el azúcar. Calentar a fuego alto mientras se remueve continuamente hasta que empiece a hervir.
  3. Retirar del fuego y tapar con un plato durante 20 minutos para que la leche se infusione.
  4. Colar la leche para eliminar cualquier impureza y volver a colocarla en el cazo.
  5. Añadir el chocolate blanco troceado y las hojas de gelatina bien escurridas. Volver a poner al fuego y, cuando empiece a hervir, dejar cocinar durante 1 minuto a fuego bajo. Apartar, dejar enfriar un poco y repartir en los recipientes preparados.
  6. En otro cazo añadir las frambuesas, el azúcar y el agua y dejar cocinar a fuego fuerte durante unos 15 minutos.
  7. Triturar la mezcla resultante y pasar por un colador o un pasapurés.
  8. Repartir el coulis en los vasitos y reservar en la nevera hasta el momento de servir cubiertos con papel film.

Notas

  • Yo los suelo servir directamente en esos vasitos pequeños, pero también podéis utilizar moldes de los que se utilizan para hacer flanes y desmoldarlos justo antes de servir y bañarlos con el coulis.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR