Ensalada de pasta a la albahaca

La receta de hoy es fresca, simple y sabrosísima. De las que les gustan a todo el mundo y nadie puede decir que no es capaz de hacerla. Queda muy bien en verano por lo fresquita que es, pero yo la preparo todo el año porque me encanta y una buena ensalada de pasta siempre viene bien.

Otros ingredientes que se podrían añadir, o usar para sustituir el queso mozzarella y la ventresca de atún, serían tomates secos en aceite de oliva, aceitunas negras o verdes, habitas, … Al gusto de cada cual o de sus necesidades.

Ensalada de pasta a la albahaca

Información

  • Comensales: 4 personas
  • Inspiración: Propia.
  • Tiempo de preparación: 5-10 minutos
  • Tiempo de cocción: 10-15 minutos
  • Tiempo total: 20 minutos

Ingredientes

  • 400 gramos de pasta a vuestro gusto
  • 2 quesos mozzarellas frescos
  • 100 gramos de ventresca de atún en aceite de oliva
  • 80 mililitros de aceite de oliva (variedad Picual, si puede ser)
  • 10-12 hojas de albahaca grandes
  • Sal

Preparación

  1. Poner a cocer la pasta elegida en una olla grande con abundante agua con sal (por cada 100 gramos de pasta, es necesario 1 litro de agua, así que deberán ser 4 litros de agua).
  2. Cuando la pasta esté cocida, escurrir y dejar enfriar. Conforme se haya enfriado un poco, añadir un chorrito de aceite de oliva (de los 60 mililitros que vayamos a utilizar) y remover para que no se quede pegada la pasta.
  3. Cuando la pasta esté fría, preparar el aceite de albahaca, bien con un mortero o con una picadora.
    • Para prepararlo con el mortero: reunir toda la albahaca y enrollarla sobre sí misma para picarla en juliana muy fina. Añadir la albahaca al mortero con una pizca de sal y machacarlas para que vaya soltando sus olores y sabores. Ir añadiendo el aceite de oliva muy poco a poco mientras se sigue machacando.
    • Para prepararlo en la picadora: simplemente introducir el aceite, la sal y la albahaca y triturar todo hasta que tenga un aspecto consistente y no queden trozos grandes de albahaca.
  4. Impregnar toda la pasta con el aceite de albahaca.
  5. Partir la mozzarella en trozos con las manos sobre la pasta (se desmenuza prácticamente sola y le da un toque rústico mucho más bonito que cortada a cuchillo).
  6. Hacer lo mismo con la ventresca de atún.
  7. Meter en la nevera para que esté fresquita. Sacarla unos 20 minutos antes de servir y decorar con una hoja de albahaca.

Notas

  • Por favor, no enjuaguéis la pasta después de cocerla, puesto que pierde su sabor.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR