Pulpo a la gallega

El polbo a feira es un plato tradicional de Galicia y muy conocido en el resto de España. Yo he tenido la suerte de comerlo desde chiquitita, gracias a mi abuelo que lo prepara como nadie.

Es una receta muy fácil de preparar, excepto por la preparación del pulpo, que es algo compleja. Probablemente tendréis que practicar unas cuantas veces para cogerle el punto exacto, pero con los consejos que os doy en la preparación os será mucho más sencillo.

Pulpo a la gallega

Información

  • Comensales: 6 u 8 personas
  • Inspiración: La receta de mi abuelo.
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 50 minutos
  • Tiempo total: 1 hora

Ingredientes

  • 1 pulpo de unos 2 kilogramos
  • 8 patatas medianas (opcional)
  • Sal gorda
  • Pimentón picante
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Cocción y limpieza del pulpo

  1. Antes de nada, hay que lavar con abundante agua el pulpo. Hay que repasar bien todos los brazos y tentáculos y luego darle la vuelta para limpiar la cabeza.
  2. Poner una olla con abundante agua (que el pulpo quede bien cubierto de agua) y sal a fuego fuerte.
  3. Aquí viene el truco: no vale con cocer el pulpo, hay que asustarlo. Esto es porque los pulpos (y los moluscos en general) tienen una carne muy densa y fuerte con mucho colágeno, que necesitamos deshacer para obtener una carne tierna, para lo cual hay que cambiar bruscamente su temperatura varias veces. Cuando el agua esté hirviendo, hay que agarrar el pulpo por la cabeza (con un tenedor, unas pinzas o simplemente con las manos, con mucho cuidado) e introducirlo en el agua 3 segundos y sacarlo otros 3. Este proceso hay que repetirlo unas 3 o 4 veces (depende de a quien le preguntes son más o menos).
  4. Dejar que el pulpo se cueza durante el tiempo necesario. Este variará en función del tamaño, por lo que no puedo dar un tiempo exacto. Un pulpo normalito tardará en torno a 30 minutos en estar al dente (que según dice la sabia gente del norte, es como hay que comer el pulpo), pero lo más fácil es dejarlo cocer e ir pinchando con el tenedor (como cuando se cuecen patatas) y a unas malas probar un trozo de un tentáculo, que nadie se va a enterar 😉
  5. Ahora solo queda limpiar bien el pulpo. Cortar para separar la cabeza de los tentáculos y quitar la boca cortado alrededor. Lo que queda es todo perfectamente comestible, así que yo aconsejaría no empezar a quitar trozos de tentáculos ni nada más. Simplemente hay que trocear toda la carne en tiras de unos 2 centímetros.
  6. Reservar.

Preparación

  1. Cocer las patatas en abundante agua con sal durante unos 15 o 20 minutos.
  2. Trocearlas en rodajas de un centímetro o 2 de grosor.
  3. Trocear el pulpo en rodajas de uno centímetro aproximadamente.
  4. Colocar las patatas sobre la fuente o bandeja a servir.
  5. Encima colocar las rodajas de pulpo bien repartidas.
  6. Espolvorear con sal gorda, pimentón picante y añadir un buen chorro de aceite de oliva.

Notas

  • Las patatas las podéis cocer con o sin piel. Si vais a preparar cachelos, simplemente cocedlos con la piel y cortadlos en mitades.
  • Se puede aprovechar el mismo agua de cocer el pulpo para cocer las patatas o cachelos.
  • Si no os gusta el picante o no podéis tomarlo, podéis usar pimentón dulce o una mezcla de dulce y picante.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies