Croquetas de puchero

Y terminamos esta semana del puchero con otra receta de aprovechamiento: croquetas. La técnica es muy parecida a la de la lasaña de puchero, solo que más fácil y rápida. Se trata de hacer unas croquetas normales, solo que cambiando la materia prima por la carne sobrante del puchero y, en lugar de leche, utilizar el caldo. Así estaríamos usando una salsa velouté en lugar de una bechamel clásica.

Como detalle adicional, para los que soléis hacer cocina de aprovechamiento, os diré que a veces no solo sobra carne del puchero, sino también garbanzos y verduras. Eso no se tira y sirve igualmente para hacer estas croquetas: simplemente añadidlos junto a la carne, troceándolos para que no queden de un tamaño muy grande.

Y, por último, no olvidéis que estas croquetas las podéis dejar preparadas y congelarlas. Cuando las vayáis a cocinar, si no las habéis descongelado del todo, metedlas a fuego un poco menos fuerte para que se cocinen bien por dentro.

Croquetas de puchero

 

Información

  • Cantidad: 24 unidades aproximadamente
  • Inspiración: Las croquetas de puchero de toda la vida.
  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocinado: 30 minutos
  • Tiempo total: 35 minutos

Ingredientes

  • 250 gramos de jamón, pollo y ternera del puchero
  • Media cebolla
  • 150 gramos de harina
  • 500 mililitros de caldo de puchero
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos
  • Pan rallado (opcional)

Preparación

  1. Trocear la carne del puchero y la cebolla en cubos de medio a 1 centímetro.
  2. Poner aceite de una sartén a calentar a fuego medio alto y poner a sofreír la cebolla hasta que esté pochada.
  3. Añadir la carne y dejar cocinar un minuto.
  4. Echar la harina y remover bien. Dejar que se tueste durante un par de minutos.
  5. Añadir el caldo de puchero y remover bien hasta que tome la textura de una bechamel espesa.
  6. Apartar la sartén y dejar que se enfríe la mezcla. Se puede pasar a otro recipiente y guardarlo en la nevera de un día para otro.
  7. Darle forma a la masa haciendo bolas de unos 3 centímetros y haciendo cilindros. Luego pasarlas por harina, huevo y pan rallado, y freírlas.

Notas

  • Hay quien prefiere rebozar este tipo de croquetas en lugar de empanarlas. Si es tu caso, simplemente no las paséis por pan rallado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR