Macarrones al horno con bechamel de gorgonzola

Los macarrones al horno son un plato fácil, sencillo y con el que siempre quedas bien. Y además puedes variar muchas cosas para hacerlo a tu gusto. Se puede hacer con una bechamel clásica, o bien darle el sabor que prefieras. En este caso, la he hecho con un toque de queso gorgonzola, aunque si te gusta más fuerte, puedes probar con queso roquefort.

La idea divertida de esta versión la vi en una receta de Gastroandalusí, que consiste en sustituir el pan rallado por patatas fritas molidas. Me encantó la idea y, cuando la probé, todavía más.

Os animo a que intentéis hacer este plato y le deis una vuelta haciendo vuestras propias versiones.

Macarrones al horno con bechamel de gorgonzola

Información

  • Comensales: 4 personas
  • Inspiración: La idea de las patatas fritas la he sacado de esta receta de Gastroandalusí.
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 20 minutos
  • Tiempo total: 30 minutos

Ingredientes

  • 400 gramos de macarrones
  • 120 gramos de harina
  • 120 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 800 mililitros de leche
  • 150 gramos de queso gorgonzola
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Queso mozzarella
  • Patatas fritas (del tipo Cortijo del olivar)

Preparación

  1. Poner una olla con abundante agua (al menos un litro por cada 100 gramos de pasta) con sal a fuego fuerte.
  2. Cuando hierva, añadir los macarrones y dejarlos cocinar el tiempo indicado por el fabricante (en torno a 10 minutos).
  3. Utilizar un mortero para moler las patatas fritas (no demasiado o perderá el toque crujiente del plato). Reservar.
  4. Rallar el queso mozzarella. Reservar.
  5. En un cazo poner a calentar el aceite de oliva a fuego medio. Añadir la harina y dejar que se tueste un poco, removiendo bien para que no queden grumos.
  6. Añadir la leche y seguir removiendo hasta que coja temperatura. Espesará poco a poco hasta que tenga la textura adecuada y empiece a hacer burbujas.
  7. Añadir el queso gorgonzola troceado, sal, pimienta y nuez moscada y remover hasta que se incorpore todo. Apartar del fuego y reservar.
  8. Precalentar el horno a 180º.
  9. Engrasar con un par de cucharadas de aceite de oliva una bandeja apta para horno.
  10. Escurrir los macarrones de toda el agua posible y mezclarlos bien con la bechamel. Colocarlos en la bandeja, procurando que queden bien repartidos.
  11. Repartir por encima las patatas fritas, el queso mozzarella y orégano al gusto.
  12. Hornear hasta que el queso se gratine y quede todo dorado (de 2 a 5 minutos aproximadamente).

Notas

  • En lugar de las patatas fritas, podéis utilizar pan rallado como es habitual, aunque a mí me encanta el toque que le dan.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR