Garbanzos pizzeros

Este plato es una de esas maravillas extrañas que te puedes encontrar por las redes. Cuando escuchas el nombre piensas “¿pero de qué me estás hablando?”. Puede utilizarse como una de esas recetas para animar a los niños a comer cosas que no les gustan, haciéndoles recordar otros sabores que ya conocen y les encantan. Porque, ¿a qué niño no le gusta comer pizza?

Los ingredientes cuadran de forma perfecta y recuerdan totalmente a una clásica pizza de toda la vida. De todas formas, ya sabéis que podéis adaptar la receta a vuestros gustos. Y además del sabor, si tienes los garbanzos ya cocidos, es muy sencilla y rápida de hacer.

Como siempre, os recuerdo a los intolerantes a la lactosa que podéis adaptar esta receta cambiando el queso mozzarella por uno bien curado. Y a los celíacos nada que decir, puesto que no lleva gluten por ningún sitio. Podréis saborear una fantástica pizza sin comer pizza 😉

Garbanzos pizzeros

 

Información

  • Comensales: 2 personas
  • InspiraciónEsta receta (en inglés).
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 40 minutos
  • Tiempo total: 50 minutos

Ingredientes

  • 240 gramos de garbanzos
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Media cucharadita de hierbas variadas (las que más os gusten)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Albahaca
  • 1 cucharada de tomate frito
  • 3 tomates secos
  • 30 gramos de queso mozzarella rallado (u otro queso a vuestra elección)
  • 1 cucharada de piñones

Preparación

  1. Poner los garbanzos a remojo durante al menos 12 horas.
  2. Escurrir los garbanzos y cocerlos en abundante agua con sal. Usando una olla a presión, se tarda alrededor de 20 minutos; con una olla normal, serán unas 2 horas (puede que menos).
  3. Precalentar el horno a 180º.
  4. Mezclar los garbanzos con el aceite, las hierbas y salpimentar. Esparcirlos por una bandeja apta para horno. Tostar durante unos 15 minutos, hasta que queden crujientes y dorados.
  5. Trocear los tomates secos.
  6. Sacarlos del horno y añadirles el tomate, los tomates secos, la albahaca, la mozzarella y los piñones. Mezclar bien y volver a meterlos al horno otro 5 minutos, hasta que el queso se haya derretido.

Notas

  • Yo suelo utilizar tomate frito que tenga preparado, aunque podéis utilizar también puré de tomate o cualquier salsa de tomate casera ya condimentada. A mí me gusta prepararlo con un poco de cebolla y pimiento sofritos, que le dan más sabor.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies