Salsa Alfredo

Esta salsa es perfecta para cualquier tipo de pasta. Sus ingredientes principales eran mantequilla y queso parmesano, ya que empezó siendo una variación de la clásica pasta al burro (a la mantequilla). Más adelante se le añadió la crema de leche y otros ingredientes secundarios, como perejil, mariscos o pollo.

Es una receta rápida, con pocos ingredientes que interaccionan muy bien. La variación que yo he hecho sobre esta receta es la elección de los quesos. Mientras que la receta original se basa solo en el queso parmesano, a mí me gusta mezclar este con queso pecorino romano. El queso pecorino romano está hecho a base de leche de oveja (mientras que el parmesano es de leche de vaca) y tiene un sabor fuerte y salado. Se ha convertido en mi queso favorito para aderezar cualquier tipo de plato en el que se necesite un sabor intenso y bien definido.

Para hacer la fotografía hemos utilizado unos ravioli de espinacas y ricotta, concretamente.

Salsa Alfredo

Información

  • Comensales: 4
  • Inspiración: La receta tradicional de Salsa Alfredo.
  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocinado: 10 minutos
  • Tiempo total: 15 minutos

Ingredientes

  • 125 gramos de mantequilla
  • Medio litro de nata
  • 60 gramos de queso parmesano
  • 60 gramos de queso pecorino
  • Media cucharada de ajo en polvo
  • Media cucharada de perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

  1. Rallar los quesos. Reservar.
  2. Echar la mantequilla en un cazo y poner a fuego medio.
  3. Cuando esté derretida, echar la nata y cocinar unos 5 minutos removiendo poco a poco.
  4. Cuando tenga algo de cuerpo, añadir el queso y mezclar.
  5. Echar la sal y el polvo de ajo y rectificar si hace falta.
  6. Fuera del fuego echar el perejil picado.

Notas

  • Si no tenéis la opción de conseguir queso pecorino romano, utilizad el doble de queso parmesano. Así es como se hace la receta original.
  • Cuando tengáis la salsa lista, podéis echarla sobre la pasta directamente, o bien mantecar la pasta. Para ello tan solo hay que echar la pasta y una cucharada de su agua de cocción en la salsa y dejarla reducir. Esto sirve para que absorba bien todos los sabores.
  • Otra idea interesante es rallar un poco más de queso del que necesita la receta para utilizarlo como aderezo final, ya en la mesa y al gusto de cada uno.
  • Podéis hacer variaciones incluyendo mariscos, pollo o bacon en la preparación.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies