Magdalenas Croque-madame

Esta receta la descubrí gracias a Rachel Khoo, una chef bastante famosa en Francia y Reino Unido. Está basada en los clásicos franceses croque-monsieur y croque-madame. El primero es un sandwich de jamón de york y queso cubierto con bechamel y gratinado en el horno y el segundo es idéntico, pero con un huevo frito por encima. En esta variación convertimos el sandwich croque-madame en unas “magdalenas” (no son magdalenas al uso, pero la forma nos recuerda a ellas).

Os pongo las medidas para cada magdalena, así que solo tenéis que multiplicar las cantidades. Para el tema de la bechamel tendréis que calcular cuanta necesitaréis, pero no es demasiada (una cucharada por cada magdalena). Yo suelo hacer esta receta cuando hago una bechamel para otra preparación y, o bien me sobra, o bien preparo un poco de más y lo reparto.

Magdalenas Croque-madame

 

Información

  • Comensales: 1
  • Inspiración: La receta de Rachel Khoo.
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocinado: 10 minutos
  • Tiempo total: 25 minutos

Ingredientes

  • 1 rodajas de pan de molde grande (o 2 pequeñas)
  • Mantequilla
  • Mostaza de Dijon
  • Unos taquitos de jamón de york
  • Un huevo de codorniz
  • Queso rallado
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Aplastar las rodajas de pan con un rodillo hasta que tengan la mitad de su grosor.
  2. Pintarlas con mantequilla fundida.
  3. Hacer una bechamel clásica y una vez hecha añadirle una cucharada de mostaza de Dijon y pimienta.
  4. Montar en cada molde de magdalena 2 rodajas de pan. Deben quedar por fuera para contener todo el relleno.
  5. Añadir dentro los taquitos de jamón de york y un huevo de codorniz.  (si es demasiado grande, se puede desechar parte de la clara para que quepa bien).
  6. Cubrir con la bechamel y abundante queso rallado.
  7. Meter al horno hasta que el huevo esté cocinado (unos 10 minutos aproximadamente).

Notas

  • Si no tenéis a mano huevos de codorniz podéis usar un huevo normal (de tamaño mediano si es posible). Si véis que no cabe y se va a desbordar, simplemente desechad parte de la clara. No la tiréis: usadla para hacer cualquier otra preparación como una tortilla o una mousse.
  • Lo interesante de esta receta es que la yema del huevo quede poco hecha, para que al abrirlo caiga por encima de los demás ingredientes. Si no os gusta poco hecho, simplemente dejadlo unos minutos más en el horno.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies