Lasaña napolitana

Todos conoceréis ya lo que es una lasaña. En realidad, la lasaña es tanto el plato que vamos a realizar hoy, como el tipo de pasta que se usa para hacerlo (es decir, lo que nosotros conocemos como placas de lasaña).

El plato en sí consiste en formar capas de pasta y un relleno, que puede estar hecho de verduras o pescados, aunque la versión más típica es con carne. También está cubierta de bechamel, aunque depende de la versión puede llevar la bechamel incluida en el relleno también.

En esta versión en concreto, utilizamos una base de la típica salsa napolitana, hecha a base de tomates y otras verduras (cebolla y zanahoria, principalmente).

Lasaña napolitana

Información

  • Comensales: 4
  • Inspiración: Multitud de recetas de lasaña que hay por ahí.
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 70 minutos
  • Tiempo total: 80 minutos

Ingredientes

Para la lasaña

  • 20 placas de lasaña (o el equivalente para hacer 4 pisos de placas de pasta fresca)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 5 zanahorias
  • Medio kilo de carne de ternera picada
  • 150 mililitros de vino tinto
  • 150 mililitros de leche
  • 800 gramos de tomate triturado
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra

Para la bechamel

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de harina
  • 600 mililitros de leche
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada

Preparación

El relleno

  1. Pelar y trocear en brunoise finita (cubitos pequeños de medio a 1 centímetro) las zanahorias y la cebolla.
  2. Poner el aceite de oliva a calentar en una sartén a fuego medio. Pochar las zanahorias y la cebolla durante unos 5 minutos.
  3. Añadir la carne picada (previamente salpimentada), mezclar y cocinar hasta que empiece a estar hecha (cuando cambie de color).
  4. Incorporar el vino tinto y dejar que reduzca y evapore el alcohol (un par de minutos).
  5. Añadir la leche, un poco de sal, pimienta negra y nuez moscada. Mezclar y dejar cocer otros 5 minutos.
  6. Añadir el tomate triturado y dejar cocinar a fuego suave durante 40 minutos con la sartén tapada (para que no salte el tomate).

La pasta

  1. Dependiendo de la pasta que utilicemos (fresca, precocida o sin cocer), habrá que prepararla de una forma o de otra (viene indicado en las instrucciones). Normalmente las instrucciones son:
    • Si es pasta fresca, se puede usar directamente.
    • Si es pasta precocida, hay que meterlas en agua caliente durante unos 5 minutos.
    • Si es pasta sin cocer, hay que cocerlas en agua hirviendo unos 5 o 10 minutos.

La bechamel

  1. Echar aceite de oliva en una cazuela y calentar a fuego medio.
  2. Añadir la harina y dejar tostar un par de minutos.
  3. Añadir la leche y dejar que llegue a hervir, sin parar de remover. En ese momento, empezará a espesarse y a coger cuerpo.
  4. Cuando esté lista, añadir la sal, la pimienta negra y la nuez moscada.

El montaje

  1. Precalentar el horno a 180º.
  2. Echar una gota de bechamel en el fondo, luego colocar las placas de pasta, encima el relleno de tomate y carne y por último un poco más de bechamel. Continuar colocando capas hasta terminar los ingredientes. La última capa será de bechamel muy abundante (para cubrir bien toda la lasaña).
  3. Cubrir la superficie con queso rallado (a vuestro gusto).
  4. Hornear a 180º durante unos 30 minutos (comprobando que en las instrucciones de las placas de lasaña no indique otro tiempo).

Notas

  • La bechamel se puede hacer con la leche en frío o en caliente. De las dos formas te puede salir una buena bechamel. La única diferencia es el tiempo que tarda en hacerse, puesto que hay que esperar a que hierva para que empiece a espesarse. Si queréis hacer la bechamel en menos tiempo, calentad la leche antes; si preferís no manchar otra cazuela, añadidla en frío. De la bechamel hay mucho más que hablar, así que lo dejo para otro post.
  • Si os gusta notar las verduras en boca y que queden un poco más al dente, troceadlas en cubos más grandes.
  • Si preferís sabores más intensos, podéis añadir al relleno y a la capa superior (cuando se añade el queso) un poco de albahaca, orégano o la hierba que prefiráis. Yo voy variando y cada día le echo una distinta, en función de lo que me apetezca ese día.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies