Cómo pelar tomates sin desperdiciar nada

Para pelar tomates solo tenemos que coger un cuchillo o un pelador y quitar la piel, pero siempre quitamos más de lo necesario y desperdiciamos la materia prima. ¿Qué podemos hacer? Muy fácil: escaldar los tomates.

Aclaraciones

El escaldado es una técnica culinaria que consiste en cocer los alimentos en agua (u otros líquidos) hirviendo durante un breve periodo de tiempo. El escaldado sirve para facilitar la separación de la piel de verduras (como en este caso), para limpiar vísceras o para modificar o aumentar propiedades de ciertos alimentos. Un ejemplo sería el escaldado de las espinacas, que se realiza para fijar su color verde y darles un aspecto brillante.

Procedimiento

  1. Introducir abundante agua en una olla y ponerla a hervir.
  2. Cuando esté hirviendo, introducir los tomates en el agua y dejarlos unos 30 segundos aproximadamente.
  3. Extraer los tomates y meterlos en un recipiente con agua muy fría (con hielo si es posible).
  4. Pelar los tomates con un cuchillo, un pelador o incluso con las manos. La piel prácticamente se despegará sola.

Recetas que usan este truco

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR