Pollo al ajillo

En un día como hoy, Día de Andalucía, no se me ocurre una cosa mejor que dedicarle el post a mis abuelos, pero en especial a mi abuela. Se lo quiero dedicar porque ellos me han enseñado las recetas de toda la vida (además de consultarles de vez en cuando, un día llegué con mi ordenador a su casa y estuve preguntándoles un rato largo cómo hacían las cosas).

Esta es una de esas recetas que mi abuela me hacía de pequeña y, aún hoy cuando voy a su casa y la huelo desde la casapuerta, me vuelvo loca. Entro por la puerta con una sonrisa diciendo: “Abuela, huele a pollo al ajillo”.

Es una receta buenísima y, aunque me sale bastante bien, el pollo de mi abuela siempre sabe mil veces mejor. Por eso lo sirvo en esta foto en el mantel que ella me regaló, el de toda la vida. Muchas gracias por enseñarme.

Pollo al ajillo

Información

  • Comensales: 4
  • Inspiración: Mi abuela.
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 40 minutos
  • Tiempo total: 50 minutos

Ingredientes

  • 4 muslos de pollo
  • 4 contramuslos de pollo
  • 8 dientes de ajo
  • 1 o 2 guindillas (opcionales)
  • 4 o 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 200 mililitros de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Cortar por la mitad las piezas de pollo y salpimentarlas.
  2. Echar el aceite de oliva en una olla (mejor si es profunda para que no salte mucho y manche todo). Añadir las piezas de pollo y tostarlo bien por todos lados.
  3. Sacar el pollo de la olla y reservar.
  4. Al mismo aceite añadir las guindillas y los ajos, algunos pelados y troceados y otros en entero. Dejarlos hacer un poco.
  5. Sacar las guindillas (que ya habrán dado sabor) y añadir de nuevo el pollo. Verter el vino blanco y dejar hacer hasta que reduzca y quede la salsa espesita.

Notas

  • Se sirve con unas buenas patatas fritas, que luego se mojan bien en la salsa. A mí me gustan en rodajas, o bien en bastones grandes, para que queden doradas por fuera y blanditas por dentro.
  • Se puede enharinar el pollo antes, para que quede más crujiente, pero yo lo he probado y me gusta mucho más la versión original.
  • Si queréis innovar podéis también echarle unas gotitas de vinagre de Jerez, que le da un toque más fuerte de sabor.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Cargando…

Comparte esto:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies